lunes, 27 de agosto de 2007

En el amor y en Llongueras, todo vale.

Frédéric Beigbeder explica detalladamente en “El amor dura tres años” el proceso físico y científico del enamoramiento. Por lo que dice, el amor es un subidón efímero de dopaína, noradrenalina, prolactina, luliberina, occitocina y varias cosas más que acaban en -ína (y son legales). Una pequeña molécula la feniletilamina (PEA) provoca sensaciones de alegría, exaltación y euforia. El flechazo es la suma de neuronas del sistema líbico saturadas de PEA. Está demostrado que estas hormonas tardan tres años en desaparecer, y con ellas; el amor.

Yo no voy a entrar en si esta es una de las teórias de las que soy fan, si no, si me lo creo, si no me lo creo o si la abuela fuma y le han robado la pipa, porque soy mucho más animista y prefiero pensar que el amor es algo intangible e imposible de medir en cuanto a cantidad y mucho menos duración. Creo que esta forma de pensar es cortesía de Disney Entertaiment, pero si alguien está realmente interesado en saberlo, que me pague un buen psicoanalista y lo averigüe.

El caso es que ayer le hablé de ello a JotaporDios y me dijo que él defiende fervientemente esta teoría y que está convencido de que su amor tiene una duración de 2 años, pero que como ya hay un libro sobre esta temática (y mucho mejor escrito de lo que él lo haría en su vida) sólo se lamenta.

No culpa al amor. Ni a Miss B. Ni a las continuas mudanzas. Ni siquiera a que la mayoría de sus/nuestros amigos estén casados barra “en proceso de” o embarazados barra “en proceso de”. Es un tema de polla. Sí. Es eso.
Le pasa como a las mujeres cincuentonas, que después de estar yendo durante años al mismo peluquero, del que hablan intachablemente, al que defienden, del que dicen que es el mejor del mundo mundial y al que, al oído, confiesan que no pueden vivir sin él; un día, de la noche a la mañana y sin que pase nada, le abandonan (y en el 80% de las veces, por un peluquero totalmente desconocido y del que no se ha oído hablar en la vida).

Y soy el primero en entender que llevar siempre el mismo peinado, hecho en el mismo sitio, manteniendo las mismas conversaciones mientras te lo hacen… es para aburrir. Pero yo cojo cariño enseguida a la gente, y me da pena que se cambie de peluquero de buenas a primeras.

Cuando se lo decía a JotaporDios entre cubata y cubata, me dijo que le recomendaría a mi jefa que leyera “El trabajo (a Troy le) dura dos años”, porque lo que realmente le daba pena a él era tener un anexo de las Páginas Amarillas en su agenda con todos los números de teléfono, fax y direcciones de email que he tenido en los últimos 5 años.

Googlereklite: “canción bum bum bum bum burum bum bum”

26 Comments:

Blogger Sota dijo...

Todas esas substancias son legales si te las produces tú. Si intentas comprárselas a otro, no...

(y debe ser por eso que introducir a una tercera persona en una relación no suele ser buena idea, ahora que lo pienso)

(te vuelves a cambiar de curro? Jo, yo tero!)

27/8/07 09:44  
Blogger nanyu fonseca dijo...

esa cacion de la consulta del Google es la de Bisbal, no?

jo, no me digas que vuelves a cambiar de curro... te vas a murcia?

27/8/07 09:52  
Blogger nanyu fonseca dijo...

sota, por cierto, parece que ando persiguiendote por los blogs... cual es el siguiente?

27/8/07 09:53  
Blogger Will dijo...

Llongueras... más nombre que otra cosa... mi madre fue una vzs y volvió con gana de llorar...

que me he leido el post y eso pero... no se que decir al respecto... 3 años? vaya, entonces en 3 años ya no me querreis???

otro cambio de curro?? eso, yo creo que hay psicologos que lo tratan

27/8/07 15:17  
Blogger reve dijo...

Yo siempre he pensado que lo de los cambios compulsivos de trabajo deja de hacerse llegado a determinada edad, y habiendo conseguido ya gracias a esos cambios, un nivel más o menos aceptable de estabilidad laboral.
¿Me dices tu edad por si tengo que cambiar de teoría? :P
Gracias...

Y lo del amor... pues me da pena. No porque sea cierto que dura dos años, que no lo es, sino porque la razón de que estas teorías sean tan populares y estén tan aceptadas, sólo indica la gran cantidad de personas que no han llegado a tener un amor de verdad jamás... ale...

27/8/07 20:30  
Blogger Sandinmyshoes dijo...

Pues mira sobre el amor yo llevo 4 añitos, nada mas y nada menos, y sobre el peluquero, yo voy cambiando cada dos por tres, una vez voy al de mi action man, y otra vez voy al que esta cerca de mi casa, que es peluquera, pero que quizas siempre me hace lo mismo y uno necesita cambiar y no, no me da conversación.

27/8/07 20:59  
Blogger Troy dijo...

De momento no lancemos las campanas al vuelo. Hay un par de proyectos, pero aun así no hay cambio laboral inminente.

Sota: Conozco bastante gente (chunga) que comercia con cosas (chungas) pero te juro que ninguna de ellas fabrica/vende nada que se llame luliberina (que estoy seguro que es una droga que te convierte en Loly Alvárez)

Nanyu: O Ricky Martin, o Australian Blonde, o mil más…
(Aunque en este caso hablaba de un tema mítico que se llama “Agua y Amor” de La Vania)

Will: Llongueras como persona-concepto me fascina. Es alguien-algo que no te deja de sorprender. La última vez; cuando me presentó a su mujer.

Reve: Es que lo de los cambios no termina de ser compulsivo. Son oportunidades que se van presentando y que no quiero dejar escapar. ¿El objetivo? Más que el de estabilidad laboral el mío es maximizar esfuerzo-tiempo-remuneración, esto es; ganar lo máximo posible con el menor esfuerzo posible.
(¿Quién dijo escrúpulos?)

(…y son 30 ya…)

Sandinmyshoes: ¡Pero tú no eres cincuentona!
(¡Y que te dure lo del amor!)

28/8/07 10:42  
Blogger Will dijo...

Bueno, ya veo que pasas de la mitad de mi comment... que sepas que fui bueno que el comentario en el que te preguntaban la edad y bueno... se me ocurrio algo que decir.. pero me comporté :P

Que decir de Llongueras (y ahora que ya has demostrado que conoces a mucha gente importante y tal...)
Yo soy más fan de Alberto Cerdán, si es que me puedo considerar fan de alguno, opinio que sus 'creaciones' son menos excesivas y que el amigo Llongueras está, cuanto menos, pasado de vueltas

28/8/07 11:41  
Blogger Sota dijo...

Troy, pues luliberina no se, pero dopamina y noradrenalina sí que he oído que se venden, si no como droga recreativa, sí como dopaje para deportistas. Aparte, tu mismo lo has dicho, esa suena a Loly Álvarez (e incluso diría más, a Mariah Carey). tu te meterías algo que suena a eso? De venderse, seguro que no se vende por ese nombre!

28/8/07 13:05  
Blogger Tuke dijo...

¡No me digas más! Trabajos y peinados nuevos... ¡Sandra Love te vio en Bilbao y te ha contratado como bailarín!

28/8/07 13:15  
Blogger Eride dijo...

Si lo ha dejado ella, os jodéis los dos, que yo aun me acuerdo de vuestro monstruo de ocho brazos.

No me dais ninguna pena.

Cabrones...

¡Oye, siempre podéis ir juntos a que Llongueras os haga un apaño!

29/8/07 21:46  
Blogger Troy dijo...

Will: Así me gusta, que te portes como el niño(pijo)bueno-que-ha-estudiado-en-un-colegio-de-pago que eres.
En el topic Llongueras, afortunadamente conozco a gente más importante (o al menos más interesante) que el histriónico peluquero, pero de todos modos, si te hace ilusión, te lo presento…

Sota: Te equivocas, eso es la Mariah-uana, que cuando la consumes te hace parecer rubia y cada vez que abres la boca; la cagas.

Tuke: Sandra Love quiso hacerme el ídem, pero esa es otra historia…

Eride: ¡Ja ja ja! ¿Sabes que tu memoria es otra de las cosas que más me gusta (y me asusta) de ti?
El monstruo de los ochos brazos… jejeje, qué grande… ni me acordaba

30/8/07 09:46  
Blogger Will dijo...

bah, Llongueras no, pero el día que me puedas presentar a Delta Goodrem, ese dia si, si que quiero, yo en agradecimiento te regalare mi amistad.. o un jamon! lo que prefieras.

30/8/07 15:31  
Blogger Troy dijo...

¿No prefieres que te presente a Vicky Beckham?

(Porque puestos a ser petardos...)

30/8/07 17:51  
Blogger Will dijo...

No, no me compensa...

30/8/07 19:00  
Blogger Bito dijo...

Que la pasión o el enamoramiento omo narices quieran llamarlo dure dos o tres años me lo creo, pero por experiencia propia (tuve una relación de 13 años) lo que ocurre es que lo que viene detrás es mucho más bonito, más intenso, más maduro, más calmado y en exceso apetecible.

De hecho, el que esa etapa hormonada se termine es de las mejores cosas que le puede ocurrir a una relación, porque a partir de ahí se comenzarán a construir los cimientos que, si están bien levantados, serán indestructibles.

(no me pregunte porque los míos se fueron abajo: exceso de juventud pudo ser)

31/8/07 11:34  
Blogger Eva dijo...

En alguna parte de mis apuntes pone que es normal que el enamoramiento hormonal este dure poco tiempo, porque si no esas sustancias nos dejarían atontaos perdios (más de lo normal)y postrados en una silla babeando. No me acuerdo mucho porque estudié solo para el examen, pero me creo la teoría... aunque también es cierto que después queda algo más (no?)

31/8/07 17:02  
Blogger Sota dijo...

Ah, pues debe ser por eso por lo que no consumo... Ya es lo que me faltaba, parecer aún más tonto.

(Will, eres un negociante pésimo. Si quieres que te presente a la Gamma esa, lo menos que tienes que ofrecerle es tu virtud, leches! Un jamón da como mucho para Aramis Fuster, coño, que aquí hay un nivel!)

31/8/07 23:30  
Blogger humo dijo...

Yo creo que lo que dura más o menos tres años es la atracción sexual normal, pero por nuestra mala cabeza: no somos capaces de inventar, imaginar, renovar, enriquecer, desinhibirnos, jugar, fantasear, complacer, escuchar, ir-más-allá...
Mi amigo y yo llevamos más de cinco años y mejor que el primer día; ahora, eso sí: no convivimos, no nos vemos a diario y no nos metemos el uno en la vida del otro, aunque compartimos aficiones e intereses.
Dormimos juntos de ciento en viento (cuando salimos de viaje) y cada cual mantiene sus propias amistades.
Y, curiosamente, le soy fiel. Creo que él también.

1/9/07 20:03  
Blogger La Niña dijo...

O sea que está soltero... y en Madrid???....

Interesting... ;-))

3/9/07 16:23  
Blogger Troy dijo...

Will: ¡Qué lástima! Ahora que tenía enchufe con ellos…

Bito: ¿Exceso de juventud? ¿No se llama inquietud por conocer cosas nuevas?)

Eva: O sea que de un momento a otro yo dejaré de babear y de parecer gilipollas (más de lo normal, me refiero).

¡Me quitas un peso de encima…!

Sota: ¿Pero a Will aun le queda de eso??? Pensaba que entre tu y yo… ya…

Humo: La única vez que he confiado en el “Living-apart-together” terminé como el gallo de Morón. (Aunque en mi caso nunca hubo plumas)

La Niña: ¡Oye! ¡Las manos quietas! ¡Que eres una mujer casada!

3/9/07 17:32  
Blogger Hans dijo...

Ufs, qué vulgar llego a ser. No puedo decir nada, salvo, tal vez, que debería ir a la peluquería no más tarde de este fin de semana. También podría hablar de duraciones-del-amor, pero iba a resultar asquerosamente iconoclasta y escasísimamente moderno, lo sé: contra los tres de Beigdeber, voy por elfeliz año diecisiete. Y que dure :-D.

3/9/07 19:17  
Blogger Sota dijo...

¿Pero a Will aun le queda de eso???

Uy, un cosido con tripa de cabra y como nuevo, oyes...

3/9/07 19:23  
Blogger Will dijo...

ala... sois un poco lo peor... :P

3/9/07 19:51  
Anonymous Anónimo dijo...

guau!!me ha fascinado tu articulo...
asi es en el amor,en llongueras y en la vida todo vale siempre y cuando solo te dejes aconsejar lo ek mejor te conviene como hacne peluquerias como llongueras pero tengas muy claro tus criterios y lo ke kieres en esta vida y!!SE TU MISMA,ke seguro vales mucho!!tus palbaras lo dicen.Encantada!!

14/2/08 00:58  
Blogger Troy dijo...

Anónimo: Intentaré seguir tu consejo... y seré yo mismA...

(Ahora que cuando me veas vestido de lagarterana diciendo "i'm a lady..." por la Gran Vía, que sepas que será culpa tuya)

18/2/08 11:29  

Publicar un comentario

<< a Dereklite

Counter