viernes, 3 de noviembre de 2006

Otra historia

En unos días hará un año que Derrick y yo dejamos de enviarnos los emails diarios de folio y medio a los que nos habíamos acostumbrado mutuamente. Eran densos y muy chulos, decían muchas más cosas de las que parecían decir. Nos daba igual que hablaran del abono en los terrenos de barbecho de la mitad sur septentrional. Todo tenía sentido y lo curioso, es que releyéndolos, siguen si perderlo. Pero eso es otra historia.

Desde entonces nos hemos enviado apenas una docena de emails, algún sms furtivo y un par de llamadas telefónicas. Pero tampoco hacía falta más. Íbamos por caminos paralelos, sabiendo que se cruzarían aun varias veces más.

Y anoche fue una de esas veces.
Está igual, quizá tenga alguna cana más, pero sigue manteniendo la esencia del homeless vestido de Dior que me saca de quicio y me vuelve loco al mismo tiempo. De epicúreo intelectual. De dramático y de payaso. De… ponerme a 1.000.

Cenamos, bebimos, nos abrazamos y dormimos juntos.
Él tiene una historia con otro tío. Parecen felices. Pero eso es otra historia.

5 Comments:

Blogger Tuke dijo...

Como sé lo letales que pueden ser este tipo de remakes, y no sé cómo estarás de ánimo, por si acaso, te mando un abrazo.
Por cierto, cuidado con las líneas paralelas. Se juntan irremediablemente en el infinito.

3/11/06 14:11  
Blogger Tony Tornado dijo...

y es que tal y como le pones siempre, estás condenado a repetir y repetir,...
FOR EVER!

Si lo has plasmado en el blog, es que te ha compensado, fijo.

Bikachus

3/11/06 15:20  
Blogger Troy dijo...

Imagino que siempre tendremos derecho de pernada el uno sobre el otro (o el uno debajo del otro...)

Claro que no es un remake... es sólo otro episodio de la misma historia.

3/11/06 16:56  
Blogger nanyu dijo...

yo lo veo un poco como la version catalana de Perdidos...

oyes, no me estare obsesionando con esto ahora, no?

4/11/06 08:59  
Blogger DeCa dijo...

:)

Si no te hace daño, es bueno.

Si te hace daño, deja de esnifarle porque te taladrará el cerebro. Aunque a veces hay que acudir a Santa Betty Ford, que acoge en sus senos a todos aquellos que admiramos, para desengancharse.

besos.

4/11/06 11:36  

Publicar un comentario

<< a Dereklite

Counter