miércoles, 20 de septiembre de 2006

Super Sizing Me

Todo empezó este findesemana con un viaje relámpago a Maternal City para ir a la boda de Serge. Jim había logrado cambiarme mi billete para el sábado por uno mucho más ventajoso para el viernes a condición de que le invitase a cenar. Nada que una parada en Telepizza no pudiera arreglar y que aportó a mi vida ese momento impagable de llegar con dos familiares a casa de Jim en taxi. Nos pusimos gordos y nos fuimos de fiesta.

Al día siguiente Maternal hizo su, habitual en estos casos, despliegue de alimentos a la hora de comer. He visto bufetes de hoteles de lujo con menor surtido y abundancia, ya se sabe, cosas de madre. Así que me puse gordo y eché una siesta que casi me hace llegar tarde a la ceremonia. Todo lo relativo a la boda es un tema aparte, así que no me pierdo en detalles. La cena fue en La Bilbaína (una sociedad un poco límite, de la que no sólo soy muy fan) y aunque los entrantes dejaron un poco que desear, los platos principales fueron sencillamente impecables. Fui un niño bueno y me lo comí todo. Me puse gordogordísimo y me emborraché a Baileys.

Al día siguiente y un Iberia con turbulencias después Mr. Rayght me llevó a su Templo al Colesterol favorito. Entre que tenía bastante resaca y el estómago acostumbrado a ingerir comida sin fin, tenía bastante hambre, que aniquilé a base de pollo asado, patatas fritas y vino peleón con gaseosa. Como no estaba apenas a punto de explotar, Titus me convenció, nada más unirse a nosotros, para que devorara un Summertime Cone de Häggen Dazs. Juro que pensaba darle sólo un par de bocados. Pero no quedaron ni las migas, oiga. Y después de tanto estrés y esfuerzo necesitaba una siesta claro.

El lunes y el martes, aprovechando que Duncan tenía que pasar unos días en Barcelona comprobando que "las ricas también se pelean", le he enseñado porqué Vino Tinto puede ser considerado mi cuartel general y que Barcelona está lleno de sitios muy correctos, nada pretenciosos y para nada caros, donde poder hablar de cosas tan absurdas como son los Grandes de España o las máquinas que analizan óperas y canciones para establecer las probabilidades de éxito, entre Adriás Collados, rissotos de setas, Jorges Garbajosas, alvariños y carnes con fideos thai.


Ahora con vuestro permiso, me voy a explotar a otro lado.

7 Comments:

Blogger Tony Tornado dijo...

Nene, me encanta leer estos posts en los que chulazos (como tú )también se ponen en plan Free Willy (como yo).

Nada mejor que disfrutar comiendo. Bueno quizá sí...

20/9/06 22:05  
Blogger nanyu dijo...

nada mejor???? y el tema del papeleo???? y mejor si es entre arboles, no touny??

el blushing es algo sexual o realmente quieres decir que te estas sonrojando? es que viniendo de ti y despues de leer tu post... por no hablar de los de troy, que hay que ver como os lo montais.

21/9/06 09:29  
Anonymous Eride dijo...

Troy, no encuentro mis gafas de sol, ¿no te las habrás comido sin darte cuenta?

21/9/06 10:12  
Anonymous Eride dijo...

¡TROY! ¡NO ENCUENTRO EL SOL, CABRONAZO! ¡ESCUPE!

21/9/06 10:29  
Blogger Troy dijo...

Tony: ¿Chulazo yo? Ja ja ja... si no llego ni a gallito...

Nanyu: Esto empieza a ser como cuando me puse Canal Satélite Digital, que veía porno por todas partes. ¡Que no hago tanto papeleo! (Bueno ayer un poco si...)

Eride: Cabrona. Te odio con todo mi gordo corazón. Y ojito conmigo... que como me mosquee te como entera!

21/9/06 11:57  
Blogger pijomad dijo...

qué barbaridad... ¿tanta comida? jeje

22/9/06 18:42  
Blogger DeCa dijo...

uy! Duncan ha estado en barcelona??

Que bien me cae esa rana, la jodía...

:)

Es cierto. Cuanta comida. Qué injusto que no se vea (en el blog) que, comiendo como comes, te estes poniendo tan tan bueno!! :)

Pero yo, como la esteban: porque lo siento, lo digo!!

25/9/06 10:30  

Publicar un comentario

<< a Dereklite

Counter