martes, 28 de marzo de 2006

LLAA

Mi primer contacto con “personal de cabina” fue en el 99, cuando trabajaba en un hotel High Level en Maternal City. Fue con una azafata de Spanair. Muy sencillo, nos conocimos en el hotel, coincidimos en “El Soplete” y terminamos en una habitación de otro hotel (el de una compañera suya concretamente, porque jincar en el trabajo no estaba muy bien visto por mis jefes). Sexo express y sin contemplaciones. Jamás la volví a ver.

Para el segundo tuve que esperar 4 años. En un ático de 2 plantas en Gracia, metronoventa de British Airways esta vez. Hacía mucho calor, sudábamos mucho, y no fue nada destacable. Sexo mediocre y adiós muy buenas. Me llamó la semana siguiente para ir al cine, y al de dos para que me quedara con su gato en verano. Le dije que era alérgico al cine y ya había visto a su gato, o al revés. Pero él lo pilló. Jamás le volví a ver.

El tercero fue tan inesperado como gratificante. Lufthansa tiene los aviones intercontinentales más incómodos del mundo (ni Iberia, lo juro), la comida más indigesta de Europa, con la manía de ponerle puré de patatas a todo, pero la atención al pasajero, uf la atención al pasajero… no tiene comparación. Palabra. Después de una semana intensa (en mi ciudad destino y en su semana libre) no le volví a ver.

Entre que en los últimos tiempos las líneas aéreas de bajo coste imperan; yo que por motivos laborales llevo un año y medio sin vacaciones; que mis rutas y viajes son más domésticos (Barcelona-Bilbao prioritariamente) y que estoy “casado”; llevo una larga temporada sin ese bonito hobbie que son “los” y “las” tripulaciones. Alguna vez me he encontrado a algún rollete que había reciclado su master de publicidad en un curso de aeromozo y que ejercía de prácticas en una de estas nuevas compañías. Pero fuera de eso… nada anormal.

Cuando el domingo pasado embarqué (con retraso, sí) de vuelta a Barcelona, me di de bruces con F. Me sorprendió bastante encontrármelo porque hacía mucho que no le veía. Era el típico tío que siempre caía a tiro hecho si me lo encontraba en la discoteca, incluso quedábamos algún domingo por la tarde. Un día le perdí la pista y otro día me lo encontré con la sonrisa (boba) de Joker que tienen “los” y “las” crew dándome la bienvenida:
“Qué casualidad”
“Sí, ya ves…”
“Pasa que luego hablamos”
“Vale, me alegro de verte”.

Me siento y abro “Rolling Stone” pensando en lo curioso que la casualidad, cuando de frente va M hacia la cola (¿o se llamaba L?), no puede ser… tenía una prometedora carrera como dependiente de Zara (y su sueño era ser encargado, así como lo oyes). Me mira pero pasa de largo. Bien, con uno ya tenía bastante. Me vuelvo a concentrar y me tocan en el hombro, es M (o L) con la sonrisa Joker que me dice que "joder-cuanto-tiempo", "¿Qué-haces-pues-yo-bien-y-tu?" "¿Quieres-tomar-algo-que-todavía-no-despegamos?" Y un zumo de naranja más tarde se va a cerrar compartimentos de equipajesdemano.

Dejo el “Rolling Stone” por imposible e investigo en las conversaciones de mis vecinos de asiento por si hay alguna interesante (si me dejaran utilizar cacharros que hacen ruido durante el despegue no me vería humillado a hacer este tipo de cosas, que quede claro) y me pego a la de los tres pseudo maricas que van delante, pero que resultan ser sólo pijos con muchas eses silbantes, relojes camel trophy y jerseys burberrys de Gonzalo Comellas.

Empieza el rollo cinturones/chalecos/mascarillas/salidasdeemergencia y como siempre que presto atención a esta chorrada capital, me acuerdo de Tyler Durden explicándole a Jack que en realidad las mascarillas tienen oxígeno puro para colocar a todos los candidatos a convertirse en chopped y que no se enteren de que en cuestión de minutos experimentarán en directo la conversión de sólidos en papilla.

Me fijo en uno de los azafatos (uy, perdón!) Auxiliar de Vuelo… porque cuando levanta los brazos y enseña la salidas de emergencia se le adivinan unos brazos dignos de Lukas Ridgestone. Termina la explicación y se acerca. Empieza a hablar y creo que se dirige a mi vecina de asiento. La miro a ella y ella me devuelve la mirada. Entiendo entonces que se dirige a mí.
"Perdona, no te he oído" digo poniendo mueca de Joker yo también.
"Te preguntaba que si ya no saludas" (Touché! Hay algo familiar que me quiere sonar pero no caigo)
"¡Claro! Pero es que no sabía que estabas aquí" (apréciese lo recurrente que queda en este contexto “Aquí”)
"Sí, hace ya 9 meses. ¿Y tú qué? ¿Sigues viviendo en el mini-ático?" dice dejándome ojiplático. Hasta aquí podía confundirse, pero con éste lujo de detalles…
"Uhmmm, esto… sí..."
"Bueno, espero que ya hayas cambiado la cama" añade en voz solo audible por mí. "Te dejo que tengo que ir atrás. Cuando despeguemos te traigo algo para desayunar, ¿Vale?"
Mientras intento recordar con quién rompí dos tablas del somier, sólo logro balbucear: "sí, traer… atrás… luego…"

Tres de cinco. El 60%
¿Qué tipo de promedio es este? No es que la casualidad haya hecho que trabajen ahora en el mismo sector. Ni en la misma compañía… es que trabajan en el mismo avión!!!

Cuando me terminé el tercer desayuno complimentary decidí no volver a volar con Vueling.

16 Comments:

Blogger La vida de Duncan dijo...

Lo siento... pero esta historia parece más de tony que tuya!!

No doy crédito. HACEIS QUE PAREZCA UNA PUTA MONJA!

28/3/06 09:45  
Blogger nanyu dijo...

yo tb me he encontrado con rollos pasados en situaciones totalmente diferentes a cuando nos lo montamos. el mejor, un rollete de verano, de dos veranos, que el año pasado tuvo que servirme la comida del banquete de mi boda. pobrecilla, que apuro se llevo.

28/3/06 10:30  
Blogger Troy dijo...

Duncan: Me quedo con la última parte de tu comment... y me la aplico... "haces que parezca una puta"

Nanyu: Eres el mismo Vizconde Valmont...

28/3/06 11:13  
Anonymous Maggie Wang dijo...

uys, eso me pasa a mí cada dos por tres... Pero claro, en mi avión privao como que me he tirao a todos mis azafatos, jaté tú. Pero yo lo llevo la mar de bien, jurjur

28/3/06 12:33  
Blogger Tony Tornado dijo...

De esas yo tengo unas cuantas...

Gracias Rani, no sé si apalearte o invitarte a cenar...

28/3/06 18:25  
Blogger Hans dijo...

soyunfósilsoyunfósilsoyunfósil.
No es que me plantee problema, evidentemente. Sólo q

28/3/06 21:34  
Blogger Sota dijo...

La probabilidad de que en un mismo avión haya tres azafatos es baja.

La probabilidad de que, de cinco personas escogidas al azar, te hayas tirado a tres... Me faltan datos, necesitaría saber qué porcentaje (aproximado) de la población mundial te has tirado. Y no se si quiero saberlo, que me podría dar un yuyu como el de Duncan. Pero, en principio, debería ser también baja.

Pero lo que ya me descoloca es... desde cuándo en los aviones de Vueling van cinco auxiliares de vuelo? En los que he ido yo iban tres...

28/3/06 22:39  
Blogger Futura mamá dijo...

eres maaaalaaaa, Muriel....

JAJAJAJAJA

(y va por tí, Troy)XD

29/3/06 11:59  
Blogger Troy dijo...

Maggie: Pues a ver cuando me lo(s) prestas!!!

Tony Tornado: No lo dudo Tony… de hecho siempre me consuelo con la idea de que hay gente mucho más “liberal” que yo…

Hans: No te tortures… es que nos ha tocado vivir una postadolescencia un poco trastocada… el normal eres tú… lo de este episodio es de juzgado de guardia, lo reconozco.

Sota: Estoy contigo en que la probabilidad de que en un mismo avión haya tres azafatos sea baja, sin embargo es común en la ruta Barcelona – Maternal City (tampoco me preguntes porqué)

En cuanto al porcentaje (aproximado) de la población mundial que “conozca”, créeme que mi curriculum no es lo largo que se podría pensar, lo juro. Por eso soy el primer sorprendido!

Y siempre citando la mencionada conexión (Barcelona – Bilbao) normalmente son 2 chicos y 3 chicas. Un chico y dos chicas en el lado de la cabina y un chico y otra chica en la cola del avión. Fíjate cuando los presentan “Elpreciojusto Mode On”.

FuturAma: Que no... que yo soy un santo. La culpa es de los demás que me corrompen...

29/3/06 12:23  
Anonymous Alexis dijo...

la culpa d todo la tiene madonna y su "vogue"...
a unos por imitar el baile les dió por rentabilizarlo y hacerse "aeromozos".
a otros a base d verlo nos "picó" la curiosidad por saber como se desenvolvían los practicantes.
el resto es historia

29/3/06 13:43  
Blogger Shakti dijo...

Jajaja! Troy, sigues siendo mi héroe! Qué grande! (btw: ese día deberías haber jugado a la lotería!)

29/3/06 14:25  
Blogger La Niña dijo...

ESE ES MI TROY!!

A mí me sorprendía encontrarme con compañer@s de la facultad (dos por avión en ocasiones) y me alegraba de no haber terminado de camarera del aire, pero es que... MUUUUY FUERTE LO TUYO!

Lo de la falsa sensación de seguridad de Tyler es de quitarse el sombrero!

29/3/06 20:11  
Blogger Sota dijo...

créeme que mi curriculum no es lo largo que se podría pensar, lo juro

Eso se lo dirás a todos...

(y me ahorro los chistes sobre lo que quieres decir cuando dices "currículum". Que no es plan)

29/3/06 22:38  
Blogger Troy dijo...

Alexis: Hala! Qué fácil echarle la culpa al pobre “Vogue”… con lo estilosos, engominados, pseudoposh y amariconados que estábamos todos…

Shakti: Si ese día hubiese ido a por un décimo… seguramente me daría cuenta de que me había tirado a la lotera.

La Niña: ¿¿¿Me estás llamando “ligero de cascos”???

Sota: ¿¿¿Me estás llamando Letizia???

30/3/06 16:13  
Blogger salty dijo...

Por casualidad era el vuelo VLG1081 del domingo 2 de abril a las 16.25?

6/4/06 02:50  
Blogger Troy dijo...

No Salty, lo siento... fue el del 19 de marzo.

Pero debo confesar que me has dejado profundamente intrigado!

11/4/06 14:04  

Publicar un comentario

<< a Dereklite

Counter