jueves, 13 de abril de 2006

Telma la rápida, Luisa la furiosa

Me caigo de sueño. Se me cierran los párpados… ¡a ver si va a resultar que me estoy haciendo mayor!
Todo porque Duke, antiguo big-boss de un local de moda y actual gran-filántropo, organizaba ayer una fiesta benéfica en Pachá (Barcelona), y tuve que ir. No es que me apeteciera, me hubiese comprometido, no… es que debía ir (del deber imperativo, no del moral).
Me había pedido ayuda hace unas semanas porque cada uno de sus 700 mejores amigos ponía su grano de arena, mediante el fabuloso mundo del networking, en favor de la ONG que preside. Pues hete ahí que entre me vi en la tesitura de no faltar a tan noble causa como uno de los 700 mejores amigos y como embajador de D&S, que estaba (comonoporsupuesto) encantada de colaborar como empresa solidaria. (Imagino que pensaron que si los niños de India no saben leer, no pueden coser las etiquetas correctas en los talleres clandestinos de Armanis, Versaces y Dolce&Gabannas varios, y ESO SI que sería un drama).
Escasamente 6 horas antes de la fiesta en cuestión, yo había decidido (Selby y yo, quiero decir) hacer una (otra) escapada. Esta vez a Maternal City, para ver el viernes la retrospectiva-homenaje a Chillida que hay en el Guggenheim, pasar el sábado y el domingo en Bakio cogiendo olas y tomando el sol, y dejarme mimar el lunes en la maternal casa… después de 1 hora y ½ buscando vuelos a tarifas que no podiesen desestabilizar la economía municipal de Cuenca, también decidí(mos) irnos en coche.
Esta mañana he madrugado para ir al taller, a recoger mi coche, recién lavado, planchado y pintado. Yo iba, Eixample arriba, con mi maleta pensando en el reencuentro con él, y el brrrmmmm que haríamos camino a Maternal City, de cómo le daría de beber su gasóleo 10+ con bífidus biodegradables, le quitaría los mosquitos del parabrisas con toallitas dodot. Todo esto con una sonrisa en los labios, que se ha transformado en mueca cuando me han dicho que todavía lo estaban planchando. Con más sangre fría que Aznar hablando en inglés, le he explicado a la insistentemente catalanoparlante chica, que debía salir de viaje y que era im-pres-cin-di-ble tener mi coche. Mientras en mi mente serotonínica ideaba sádicas nuevas formas de tortura que incluían mucha sangre, mucho dolor y un cd de chistes de Arévalo, la chica me ha dicho que “cap problema” y que me daban un coche de sustitución. Cuando mi aun serotonínica mente se imaginaba al volante de un Murano atravesando el desierto, me ha señalado el Micra grisperla que esta aparcado ahora a la puerta de D&S.
Imaginen señores como cambia la película: de imaginar un viaje como la versión 4x4 de “The Fast and The Furious” a “Thelma y Louis” con capota.

6 Comments:

Blogger Sota dijo...

La última frase me ha descolocado... Piensas tirarte a un rubio por el camino, dejar que te violen, ser perseguido por la policía y acabar suicidándote tirándote por un barranco? Las dos primeras serían cosa de Selby?

Hombre, vacaciones estresantes à la tus fines de semana serían, pero no es plan, no? Sobretodo el final...

Aparte, que TyL es una peli muy bonita y tal, pero a la que rascas un poco es machista y retrógrada hasta decir basta. Que no, que no. Puestos a hacer road movies, me permito sugerirte algo más "Miedo y Asco en Las Vegas" o "Misfits". Porque de Priscilla no te veo, la verdad.

17/4/06 13:02  
Blogger Tony Tornado dijo...

Uys, y al final os habéis ido???
Yo en quince días estaré en Maternal City...

17/4/06 19:28  
Blogger David dijo...

Pues yo he estado estos días por Bilbao viendo el Guggenheim, entre otras cosas. Concretamente el viernes por la tarde y en cierto sentido es alucinante pensar que igual me crucé con Troy en las curiosas "obras" de Richard Serra y demás, y sin saberlo...

Por cierto, aquellas tierras son in cre i bles... ya quiero volver.

18/4/06 09:32  
Blogger Troy dijo...

Sota: Mireusté por donde que al final nos ha salido un poco “El Diablo sobre ruedas” a la altura de Zaragotham. Menos mal que los bocadillos de Matenal Tortilla nos dieron vida extra para acabarnos la pantalla de la persecución de camiones.

Tony Tornado: Pues si que me da envidia… porque lo he pasado de narices.

David: Pues sí… tuvimos que cruzarnos allí, porque también aproveché la tarde del viernes para enseñarle a Selby el Guggen. ¡Qué curioso todo!

18/4/06 10:22  
Blogger David dijo...

Pues ahora que lo dices yo creo que hubo un momento en que me crucé con vosotros porque vi a alguien y me dije "lo conozco de algo" ;-))

Por cierto, me encantó lo de Richard Serra, pero bueno yo soy un poco raro. Ahora me lamento de no haberme comprado el libro que había sobre la exposición... soy un puñetero indeciso.

18/4/06 11:42  
Anonymous Maggie Wang dijo...

mira que sois pesados con esto de los coches, juer, con lo bien que va uno en el helicóptero, jooopetas.

20/4/06 13:59  

Publicar un comentario

<< a Dereklite

Counter