lunes, 30 de enero de 2006

Blue Socks Day

Algo que se escapa a mi capacidad de entendimiento es el comportamiento humano ante la adversidad de los demás. Cuando tienes un mal día, no sólo tienes que aguantar que te hayan roto la cerradura del buzón (la misma que te costo 25€ hace 6 meses), tengas una multa esperando en el parabrisas, un autobús averiado el la entrada de la gasolinera y el deposito del coche marque la reserva, si no que todo el mundo lo encuentra hilarante y digno de ser compartido para gozo y disfrute de los demás.

Hoy ha sido un día de esos. Ha sonado la alarma del móvil, porque aunque tengo despertador (protagonista de posts) tengo que dejar el teléfono cada día en un sitio diferente si no quiero que mi subconsciente lo maltrate hasta que se calle y quedarme dormido tan pancho. De modo que he saltado de la cama antes de que la, polifónica, melodía despertara a Tuckie y a Ella (que han venido a pasar el findesemana en Barcelona y se quedan hasta el martes). Una vez localizado y apagado el bicho tecnológico, duchado, afeitado, peinado y debidamente perfumado yo, he tenido que buscar a tientas dos pares de calcetines. Unos para trabajar y un par aleatorio que ponerme con los vaqueros. Cuando ya bajaba en el ascensor me he dado cuenta de que dos fundas azul eléctrico separaban mis pies de las Prada que me autorregalé en Navidad y que por el precio me podían haber avisado: “No Troy, que son los calcetines del amigo invisible que utilizas para andar por casa, no cometas esa atrocidad con nosotras!!!!”

Llego a la calle y tengo la multa mencionada, atasco en Gran Vía, depósito en reserva, autobús averiado que impide entrar a la gasolinera, camiones por la carretera que me enguarran el parabrisas porque ha llovido y el suelo está mojado, pero no llueve como para limpiarlo, le doy al limpiaparabrisas hasta que acabo el líquido, así que llego al trabajo con las Blinde puestas sacando la cabeza por la ventanilla. Justo en el momento en que estoy aparcando, se oye un trueno y empieza a jarrear. Como Pippin en el anuncio mítico entro en la oficina con las Prada en la mano mientras ellas y yo chorreamos. Saco los zapatos del armario y en ese preciso instante tengo un flash back de cómo mientras a oscuras me ponía los calcetines azules dejaba los otros encima de la tele. Seguramente seguirán ahí, si Selby, Tuckie o Ella no los han quitado.

Son una llamada a la atención de la gente. Son como llevar la corbata por fuera o la bragueta abierta. Son azules. Y Burberry’s siendo tan marica y tan pérfido ha sido lo primero que ha advertido en cuanto he entrado en el despacho.

Les he contado el día que llevaba, hasta que me he cansado de que lloraran de la risa... Entonces les he dicho que los calcetines son un regalo de mi sobrino y que me los ha comprado nada más darle el alta en el hospital. Han dejado de reirse. Incluso se han emocionado un poquito.

Y yo mientras me decía a mí mismo que es una lástima que no tenga sobrinos…

10 Comments:

Blogger Tuke dijo...

Buf... mi pésame. Los días así son dignos de guión de película de Almodóvar (por lo surrealista) codirigiendo con Amenábar (por el ansia de eutanasia).
BTW, ¿ahora que he sido prime vendrás a visitarme ya a mi isla?

31/1/06 00:54  
Blogger Tuke dijo...

Oh, ya has pasado. ¡No había visto la botella con tu mensaje!

31/1/06 00:55  
Blogger would dijo...

Ni sobrinos ni corazón. Utilizar así a unas pobres criaturas que aún no conoces... ¡mañana calcetines fucsia!

31/1/06 01:32  
Blogger Troy dijo...

Tuke: Te dije que lo haría...

Would: Fucsia noooooooooo

31/1/06 07:33  
Blogger La vida de Duncan dijo...

Tu vida si que es una gymkana...

(me ha encantado esa imagen tuya mojado, con las prada en la mano... es tan tan tan tan Sex and the City).

31/1/06 09:45  
Anonymous Maggie Wang dijo...

juer, para probrecitros que sufren taco pero de los que se ríen cantidá, pregunta a los niños japoneses esos, que yo creo que los padres les amenazaban con no cenar si no se pegaban un rato delante de la cámara, jaté tú.

31/1/06 10:38  
Blogger La Niña dijo...

Por lo menos, el día fatídico ha terminado...

La imagen de las Prada empapadas me ha llenado los ojos de lágrimas... jejeje Las Prada NOOOOO

Ah! Quiero verte esas Blinde...

31/1/06 11:13  
Blogger wolwai dijo...

Moraleja: Cuando llueva, cálzate unas Paredes.

31/1/06 18:09  
Blogger Nepomuk dijo...

Positiviza. Así si hay un apagón general en Barcelona por el temporal (así..estilo Canarias) siempre podremos decir "¿dónde está Troy? ¿dónde está Troy? ¡ah, mira! ¡por ahí van sus pies corriendo!"

31/1/06 21:05  
Blogger nanyu dijo...

siento tener que ser yo el que te lo diga: dias de esos los tenemos todos muy a menudo, por desgracia. pero por otro lado, mira que apañau eres que te ha valido para hacer unpost chistoso...

1/2/06 08:52  

Publicar un comentario

<< a Dereklite

Counter